Categorías

post parecidos

No se encontraron resultados

La página solicitada no pudo encontrarse. Trate de perfeccionar su búsqueda o utilice la navegación para localizar la entrada.

¡Suscríbete!

Recibe en tu buzón mis últimas publicaciones y noticias.

Y como bienvenida, te regalo la Guía de materiales de juego de 0 a 6 años.

Dejar tus datos es una señal de conformidad para que yo, Jennifer Silvente González, los incluya en mi base de datos y me haga responsable de ellos. Dicha información será tratada a través de ActiveCampaign (mi proveedor de email marketing) fuera de la UE, en EEUU y con un acuerdo de procesamiento de datos según cláusulas tipo de la Comisión Europea. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios, tendrá como consecuencia que no puedas suscribirte a mi lista de correos, ni recibir los recursos que te ofrezco a través de ella. Puedes consultar mi política de privacidad AQUÍ.

¡No molestar! ¡Cerebro en desarrollo!

Como adultos debemos dar a los niños el sentido de sus posibilidades, una escuela donde haya una reciprocidad cultural entre niños y adultos, lo que comporta que los niños tienen una mayor conciencia de lo que hacen, cuando lo hacen y por qué lo hacen.

Loris Malaguzzi

Parar el tiempo es fácil para las criaturas cuando están concentradas en alguna actividad que les interesa mucho. Cualquier acción, movimiento, pensamiento, mirada, juego de un infante debería estar protegida contra adultos contaminados por los horarios, pendientes del reloj y del paso del tiempo, porque no se puede “perder el tiempo”, no se puede “entretener en cosas banales”… Pero si este adulto absorbido por el tiempo se sentara y observara a las criaturas en su actividad, vería la efimeridad del ritmo y del espacio, la conjugación del hacer y el pensar en su máxima expresión porque nunca sabemos qué pasa por la mente de los niños y niñas cuando nada de lo que sucede a su alrededor les saca de su concentración. Seguramente algo muy grande, razonamientos y reflexiones profundas que huyen de la comprensión adulta porque, simplemente, no recordamos (o nos negamos a recordar) aquellos instantes de juego que hacían que se detuviera el tiempo.

Las imágenes recogidas bajo el título “¡No molestar! Cerebro en desarrollo!” quieren invitar a la reflexión sobre la actividad infantil y la cultura de infancia. Hay que ver esta actividad con una visión nueva para darnos cuenta de que, antes de interrumpir algo tan sagrado como es el juego de los niños, hay que dar un paso atrás, respirar y admirar la grandeza de sus acciones y reflexiones. Simplemente porque detrás de estos juegos, hay un cerebro en pleno auge, que necesita tiempo, un tiempo lento y relajado que acompaña a las niñas ya los niños en su paseo por el mundo, en su mirar y en su descubrimiento.

Las criaturas… siempre invitándonos a pensar… ¡Buena reflexión!

Recuperado de veurepensarisentir.blogspot.com, publicado el 25/7/14.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − trece =

Yo soy Jenny, maestra de profesión (y por pasión). Actualmente me dedico a acompañar y formar a profesionales de la educación inquietos, con ganas de cambiar la imagen y miradas en y hacia la escuela y la infancia. Me he especializado en psicomotricidad, neuropsicología y métodos de investigación en la innovación curricular. Me formé en educación viva y he podido llevar a cabo toda esta transformación en diferentes proyectos de educación viva en los que he participado como acompañante.

Soy mamá de Leo, de 2 años y de Emma, que nació el pasado agosto. Si mi mirada hacia la educación ya era transformadora y revolucionaria antes de nacer mi hijo, ahora ya es totalmente radical. Algo no se está haciendo bien, y mis inquietudes me llevan a acompañar el cambio de mirada y a despertar consciencias.